¿Qué es el mantenimiento informático?

¿Qué es el mantenimiento informático?

El mantenimiento informático consiste en una serie de tareas que son llevadas por personal interno o por consultoras especializadas en mantener en orden los sistemas informáticos de una empresa.

Podemos diferenciar los tipos de mantenimiento en dos niveles: Hardware y Software.

Mantenimiento Hardware:
Los fallos en este nivel se dan en forma de averías por desgaste o rotura de materiales o por accidentes. Este tipo de avería puede llegar a impactar de forma muy negativa en una parte importante de un sistema informático llegando a inutilizarlo de forma temporal o permanente. Este tipo de fallo, en el ámbito empresarial origina pérdida de tiempo de trabajo de un empleado, así como pérdida monetaria o de producción.

Las tareas que se realizan en este tipo de mantenimientos son:
Limpieza de los dispositivos hardware (ventiladores, procesador, memoria ram, etc)
Control de funcionamiento en condiciones de estrés (voltaje, temperatura, etc)
Reemplazo de componentes en mal estado.

Mantenimiento Software:
Todos los ordenadores necesitan de software para funcionar. Este mantenimiento se centra en las aplicaciones y los datos alojados en los equipos.

Las principales causas de errores de software se deben a:
Presencia de software pirata o no autorizado.
Incompatibilidad de software con hardware.
Aparición de virus, spyware o malware que afectan al software.
Configuraciones inadecuadas.

Para evitar estos problemas se llevan medidas como
Limpieza de archivos y programas innecesarios.
Configuración adecuada.
Limpieza de virus y spyware.

También podemos explicar los diferentes tipos de  mantenimiento informático por la forma en la que se realizan.

Mantenimiento informático predictivo.
Consiste en detectar un fallo antes de que suceda para dar tiempo a corregirlo sin consecuencias importantes ni paradas de servicio. Para llevar a cabo este tipo de mantenimiento se usan herramientas de monitorización que aseguran el buen estado de sus sistemas informáticos.

Mantenimiento preventivo.
Consiste en aplicar una serie de mejoras en los sistemas informáticos para prevenir la aparición de errores que puedan inutilizar sus sistemas y asegurar un correcto funcionamiento durante el mayor tiempo posible.

Mantenimiento Correctivo.
Consiste en la reparación de un sistema cuando el mantenimiento preventivo nos avisa de un posible fallo o una vez que ya ha fallado y no ha sido posible predecir ni prevenir este error.